En medio de la compleja situación social que se vive en la Provincia producto de la recesión y el sostenido aumento de los precios, el gobierno bonaerense resolvió incrementar las jubilaciones mínimas y una serie de programas que están dirigidos a sostener a los sectores sociales más postergados.

Preocupada por el incremento de la pobreza en un contexto de fuerte ajuste, la gobernadora María Eugenia Vidal había dispuesto reasignar partidas por unos mil millones de pesos para reforzar los planes sociales. Finalmente, el monto distribuido será de 1.200 millones de pesos y el anuncio se concretará hoy.

La decisión oficial contempla un incremento del haber jubilatorio que perciben unos 9 mil beneficiarios del Instituto de Previsión Social que hoy cobran 6.220 pesos. El aumento será del 15 por ciento a partir de octubre.

Las jubilaciones mínimas se aumentan por decreto del Gobernador y no están alcanzadas por la movilidad en sintonía con el incremento de los haberes de los activos. El último incremento, del 23 por ciento, había sido dispuesto en julio de este año, con lo que el acumulado de 2018 trepa al 41 por ciento.

“La situación social es una prioridad para el gobierno de la Provincia, por eso se anuncia un nuevo refuerzo en programas y medidas sociales con el objetivo de brindar alivio al bolsillo de los bonaerenses y continuar mejorando la alimentación de los más chicos”, señalaron fuentes oficiales.

No hay comentarios