Conecta con nosotros

Política internacional

Biden asumió como presidente y EEUU deja atrás la era Trump

Publicado

en

Joe Biden asumió como presidente de Estados Unidos con un discurso de unidad nacional, reconciliación y esperanza; mientras su vicepresidenta, Kamala Harris se convirtió en la primera mujer negra y de ascendencia asiática en ocupar ese cargo en una ceremonia de investidura marcada por el recuerdo aún vivo del ataque al Capitolio y la ausencia del exmandatario Donald Trump.

“Este es el día de la democracia, un día histórico y de esperanza, de renovación y determinación. Estados Unidos fue puesto a prueba y demostró su resiliencia. Hoy celebramos el triunfo, no de un candidato, sino de una causa, la causa de la democracia”, aseguró Biden en su discurso de inauguración de su mandato.

“La voluntad del pueblo fue escuchada y la voluntad del pueblo fue tenida en cuenta. Aprendimos que la democracia es preciosa. La democracia es frágil y, hoy amigos, la democracia prevaleció”, agregó.

Biden, quien pidió tolerancia y decencia y agradeció la presencia de dirigentes de la oposición republicana, prometió que avanzará “con rapidez y urgencia” para enfrentar las crisis que enfrentan los estadounidenses, principalmente la pandemia, que ya mató a más de 400.000 personas, y el derrumbe económica que ésta provocó.

El flamante mandatario también prometió “reparar las alianzas” de Estados Unidos en el mundo “para enfrentar los desafíos de hoy y mañana”.

La ceremonia de investidura presidencial comenzó con un discurso de la senadora Amy Klobuchar que apuntó directamente al clima de tensión política que vive Estados Unidos, en un Capitolio decorado con las banderas nacionales y frente a los principales dirigentes del país.

“Cuando una turba irrumpió en este templo de la democracia, fue un despertar para muchos de nosotros”, aseguró la senadora y exprecandidata presidencial, Klobuchar, mientras comenzaba a nevar. “Este es el día en que nuestra democracia se levanta, se saca el polvo y hace lo que Estados Unidos ha hecho siempre: avanzar como una nación bajo un Dios indivisible, con libertad y justicia para todos”.

Poco después, la cantante Lady Gaga, una de las artistas del país que apoyó con actos y conciertos a Biden en la campaña, tomó el micrófono y cantó el himno nacional. Poco después cantó Jennifer López, otra simpatizante de la fórmula demócrata.

Entre los dirigentes presentes se destacaron los expresidentes Barack Obama, Bill Clinton y George W. Bush con sus respectivas parejas, Michelle Obama, la excandidata presidencial Hillary Clinton y Laura Bush; el vicepresidente saliente, Mike Pence, el líder republicano del Senado, Mitch McConnell y el senador demócrata y exprecandidato presidencial, Bernie Sanders.

También estuvieron en primera línea los nueve jueces de la Corte Suprema de mayoría conservadora y los legisladores de ambas cámaras.

Mientras los invitados aún estaban llegando, Biden y su esposa Jill, y la futura vicepresidenta, la exsenadora Kamala Harris, y su esposo, Doug Emhoff, llegaron y fueron recibidos con todos los honores, según mostró CNN, mientras avanzaban por las escalinatas del edificio, completamente blindado y aislado del resto de la capital por el mayor despliegue de fuerzas de seguridad que haya visto el país en la historia de las asunciones presidenciales.

Pese a no contar con público masivo o festejos en las calles, la ceremonia estuvo llena de simbolismos.

La vicepresidenta electa Harris no solo decidió vestirse con ropa de los diseñadores negros, Christopher John Rogers, de Nueva York, y Sergio Hudson, de Carolina del Sur; sino que fue escoltada en el inicio de la ceremonia de investidura por Eugene Goodman, uno de los oficiales de la Policía del Capitolio que lideró la salida de los simpatizantes de Trump hace dos semanas.

Biden, en tanto, juró con la misma biblia familiar que usó para su asunción como vicepresidente en 2009 y 2013, y eligió hacer público un mensaje a su esposa Jill, apenas minutos antes del inicio de la ceremonia.

Continue leyendo
Advertisement

Destacado

Alberto Fernández y Georgieva se reunieron para negociar la deuda y ambos coincidieron en que el diálogo fue “muy constructivo”

Publicado

en

Como estaba previsto, se realizó el encuentro entre Alberto Fernández y Kristalina Georgieva para negociar la deuda y debatir la agenda global post COVID-19. Duró una hora y cuarenta minutos y apuntó -entre otros temas- a refinanciar los vencimientos de capital y analizar la construcción de un nuevo sistema internacional .

“Fue gratificante conocer al Presidente finalmente en persona; fue una reunión muy constructiva”, dijo Georgieva al salir. A su vez, detalló: “Discutimos cómo podemos seguir trabajando de manera constructiva para comprometernos en avanzar hacia un programa”.

En la misma línea fue el discurso de Alberto Fernández: “Fue una reunión muy productiva, en la que se habló con mucha franqueza.Ambos expresamos nuestras voluntades de resolver la deuda Argentina, pero hay que encontrar un camino de solución que no signifique postergar al pueblo argentino que la está pasando todavia muy mal. la vocación es encontrar un acurdo lo más rápido posible, pero n los términos que habló”.

En diálogo con Infobae, Fernández apuntó: “Ella es muy consciente de la situación que vive el mundo y América Latina y la situación de la Argentina en América Latina. Ahora, esto es una negociación, todo finalmente queda reducido a eso”.

“Yo insistí en mis planteos que tienen que ver con la reducción de las  sobretasas, extender los plazos y extender que hay que comprender la singularidad del mundo y que no podemos pensar en un acuerdo ue exija mayores esfuerzos al pueblo argentino”, completó.

Fuente: Infobae.

Continue leyendo

Destacado

Alberto Fernández se reunió con el Rey Felipe VI para fortalecer su estrategia de negociación con el FMI

Publicado

en

Alberto Fernández inició su etapa española de la gira europea con una reunión a solas con Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela en Madrid, que comenzó pocos minutos antes de las 7, hora argentina, y duró 40 minutos. El Presidente solicitó el apoyo del Rey a la estrategia de negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) frente a vencimientos millonarios de la deuda externa que se deberían cancelar en los próximos meses y que la Casa Rosada pretende refinanciar hasta marzo de 2022.

Felipe vI no tine influencia política para fijar la posición de España en el board del FMI, pero su respaldo institucional puede contribuir a crear una opinión favorable de Europa hacia la Argentina, que debe 44.000 millones de dólares por un crédito Stand-By concedido a Mauricio Macri cuando ocupaba la Casa Rosada.

Además de la compleja situación de la deuda externa, Alberto Fernández y Felipe VI abordaron las consecuencias sociales y económicas causadas por la pandemia del COVID-19. El Rey de España considera que hay una profunda asimetría en la distribución de las vacunas a nivel global y también opina que el sistema multilateral tiene que salir al rescate de los países pobres y medianos con una fuerte asistencia financiera.

Esta perspectiva de Felipe VI coincide con la mirada geopolítica del Presidente.Alberto Fernández sostiene que hay una estrategia de acaparamiento de las naciones poderosas respecto al stock mundial de vacunas y apoya la decisión de Francisco y Joseph Biden de suspender las licencias farmacéuticas para facilitar la producción y distribución global de las dosis contra el COVID-19.

Fuente: Infobae.

Continue leyendo

Destacado

Legisladores de Estados Unidos pidieron al FMI que suspenda el cobro de la deuda a la Argentina en el marco de la pandemia

Publicado

en

Luego de la reunión del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el titular de la Comisión de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Gregory Meeks, cerca de setenta legisladores demócratas presentaron en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos un proyecto de Resolución que solicita a la Casa Blanca que exija al Fondo Monetario Internacional (FMI) la suspensión de los pagos de “todos los servicios de la deuda” a la Argentina y otros países deudores hasta que concluya la crisis global causada por el COVID-19.

La iniciativa parlamentaria presentada con el nombre de “Una Contundente Respuesta Global a la Pandemia del COVID-19”, establece que la Casa Blanca, a través de la Secretaría del Tesoro, reclame también al FMI que “relaje los objetivos fiscales de todos los programas” acordados o por acordar con “los países que están buscando financiación” en ese organismo multilateral, mientras la pandemia continúe.

El proyecto además propone que el director de los Estados Unidos en el FMI vote a favor de la emisión de al menos 3 mil millones de dólares en Derechos Especiales de Giro (DEG) para que “los gobiernos tengan acceso adicional a recursos financieros para responder a la pandemia global del COVID-19″.

La novedosa iniciativa legislativa es consecuencia del trabajo conjunto entre el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y Gregory Meeks, titular de la Comisión de Relaciones Exteriores del Capitolio. Massa y Meeks tienen muy buena relación y ambos consideran clave el papel de Estados Unidos al momento de facilitar las negociaciones de los países deudores con el FMI.

Massa informó sobre esta acción en el Capitolio al Presidente Alberto Fernández y su ministro de Economía, Martín Guzmán, y será un argumento más cuando haya que explicar al board del Fondo Monetario Internacional que en medio de la pandemia es casi imposible aceptar un acuerdo de Facilidades Extendidas con plazo exiguo e intereses altos.

Continue leyendo

Trending