Se tensa la discusión del Presupuesto 2021: JxC no acompañaría el dictamen del oficialismo

Sin apoyo de Juntos por el Cambio, el oficialismo ya está en condiciones para dictaminar el Presupuesto 2021 -si alcanza el tiempo- en la reunión de comisión de esta misma tarde. El principal bloque opositor asegura que no lo acompañará, aunque la postura que llevará al recinto aún no está definida y la discusión seguirá abierta hasta ese día. Podría votarse la semana que viene.

“Desde el punto de vista de nuestra representación política no hay cambio parcial que anuncien hoy que permita apoyar la gran debilidad del diseño de este Presupuesto que no plantea la reducción de impuestos ni la austeridad de gastos que Argentina necesita para salir de la trampa de pobreza en la que estamos metidos hace 50 años”, apuntó Luciano Laspina (PRO) a Clarín, y consideró que es “irreal” en sus metas y está basado en la hipótesis de que “el 31 de diciembre se acaba la pandemia”.

JxC había pedido un listado de cambios para darle más “autonomía fiscal y financiera a las provincias”. Entre los puntos solicitados figuraba que el Impuesto País sea coparticipable, y que el bono que se entregue por la reestructuración de las deudas provinciales con la ANSeS -por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad no sea por un plazo “inferior a 7 años” y que la tasa BADLAR de ajuste tenga un tope del 15%.

Un punto que sorprendió que pidan la reposición del Fondo Sojero, eliminado por Mauricio Macri. “El había compensado las pérdidas”, justifican el giro de postura en la oposición.

Por eso, si bien el oficialismo va a anunciar un incremento sustancial de los subsidios al transporte del interior -uno de los puntos que JxC también pidió- consideran que el grueso no fue tomados. “El subsidio al transporte era un reclamo del propio oficialismo, la modificación es un gesto dentro de su interna”, apuntan desde la oposición.

Sin embargo, la oposición no tiene en claro qué postura tomará cuando el Presupuesto se vote en el recinto, podría ser la semana que viene.

El grupo de los “duros” plantea rechazarlo, pero los “blandos” no quieren quedar como que no le dan la herramienta al gobierno y se inclinan por la abstención o el acompañamiento en general y el rechazo de algunos artículos. En esa decisión tendrán principal injerencia los gobernadores.